¿Favorece el sobrepeso la hipertensión arterial?

¿Favorece el sobrepeso la hipertensión arterial?

El 17 de mayo es el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, una enfermedad crónica que se estima afecta al 43% de la población adulta española. La hipertensión es un factor de riesgo determinante en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares (arterioesclerosis, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca o infarto de miocardio, entre otras). De ahí la importancia de mantenerla bajo control, así como uno de sus factores predisponentes, el sobrepeso.

 

¿Favorece el sobrepeso la hipertensión?

Definitivamente sí. La relación entre sobrepeso e hipertensión está ampliamente contrastada. A medida que aumenta el peso corporal, la presión arterial puede aumentar también. La relación de forma inversa también funciona y el perder 10 kilos puede favorecer de media que desciendan los valores de presión arterial hasta dos puntos.

 

¿Por qué el sobrepeso y la obesidad favorecen la hipertensión?

Resumiendo mucho, el mecanismo que influye en la relación sobrepeso-hipertensión es la grasa como principal factor. La leptina es una hormona producida en su mayoría por los adipocitos (células grasas). Cuando hay mucha leptina circulando, ésta activa el sistema nervioso simpático que es el encargado de regular la tensión arterial, produciendo un aumento de la misma.

 

¿Qué podemos hacer para disminuir la hipertensión?

La pérdida de peso es sin duda la medida más efectiva. La hipertensión afecta al 95% de pacientes con sobrepeso y obesidad. En Obymed, especialistas en el tratamiento del sobrepeso y obesidad, hemos podido contrastar estas estadísticas entre nuestros pacientes. Con independencia del tratamiento seguido para perder peso (planes nutricionales, tratamientos como la Saxenda, técnicas como el Método Apollo o cirugías como el Sleeve Gástrico), más del 90% de los pacientes consiguen mejorar el control de sus cifras tensionales.

Consejos para reducir la hipertensión:

  • Evitar el tabaco y el alcohol: el tabaco es un factor de riesgo cardiovascular determinante. Tan solo fumando 2 cigarrillos al día se aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
  • Seguir una dieta saludable limitando el consumo de sal y productos procesados que suelen llevar sal para alargar su estado de conservación. Por eso es importante consumir productos frescos.
  • Hacer ejercicio es altamente eficaz para controlar la presión arterial alta. Sin embargo, es necesario hacer ejercicio de forma regular para que tenga resultado. Cualquier actividad física que aumente la frecuencia respiratoria y cardíaca (es decir cualquier actividad aeróbica) contribuye a mejorar los niveles de hipertensión. De este modo, tareas domésticas, subir escaleras, caminar, bailar, etc. que eviten el sedentarismo contribuirá a un mejor control de la enfermedad. Desde Obyfit, nuestro centro especializado en la recuperación funcional y el entrenamiento personal, desarrollamos programas individualizados dirigidos a disminuir patologías relacionadas con el metabolismo desde la práctica deportiva.

 

En definitiva, la hipertensión arterial puede controlarse en gran medida con un simple cambio en los hábitos de vida y nosotros, desde Obymed, podemos ayudarte a conseguirlo.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies
×

Hola!

Ahora puedes ponerte en contacto con nosotros a través de WhatsApp, ¡fácil y rápido!

× ¿Alguna duda?