Balón Intragástrico

Procedimiento endoscópico

El balón intragástrico es la técnica más popular y utilizada desde su aparición, en 1999, hasta la actualidad. Se trata de un procedimiento ambulatorio que consiste en la implantación de un balón expandible de silicona en el interior del estómago. La intervención se realiza mediante endoscopia, que es una técnica poco invasiva de visión directa dentro de la cavidad gástrica del paciente.

 

La presencia del balón intragástrico (BIG) ayuda a que el paciente alcance más rápidamente la sensación de saciedad en las comidas, experimentando a su vez una mayor efectividad a la hora de perder esos kilos de más.

La intervención, bajo sedación del paciente, se realiza en unos veinte minutos. El balón expandible se introduce por la boca mediante técnica endoscópica y se coloca en la cavidad del estómago. Posteriormente, se rellena con una solución salina teñida con azul de metileno.

 

En función del tipo de balón intragástrico se retirará a los 6 o 12 meses tras su colocación nuevamente mediante endoscopia.

Actualmente, podemos encontrar una amplia gama de balones intragástricos. En Obymed nos decantamos por aquellos procedimientos que presenten la máxima calidad disponible, con el fin de asegurar a los pacientes la eficiencia de nuestras técnicas.

 

Disponemos de la marca más destacada a nivel mundial: el balón Orbera. Se posiciona como el más seguro del mercado. Esto se debe, en primer lugar, a su extensa experiencia, de más de 20 años en el sector. Su composición, comprobada y avalada por expertos en gastroenterología y hepatología, fabricada con materiales cuya resistencia es superior, garantiza un resultado totalmente satisfactorio. Son más de 300.000 balones implantados.

 

Presentamos dos balones de diferente duración: 6 meses y 12 meses (Orbera 365), buscando la mayor adaptabilidad posible a las necesidades de nuestros pacientes. En Obymed ponemos a vuestra disposición instrumentos y procedimientos los cuales destaquen por su fiabilidad y operatividad, marcándonos siempre un único objetivo: vuestro bienestar.

Colocación

Retirada

Este método se aconseja a pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 27, siendo excepcional su colocación en casos de obesidad mórbida (IMC>40), como puente a la cirugía para disminuir el riesgo quirúrgico. No obstante, se recomienda una valoración personal por el especialista, para que determine cuál es el tratamiento más apropiado.

Muchos estudios demuestran que el BIG es un procedimiento seguro y altamente efectivo para perder peso. En tres revisiones sistemáticas se observó una pérdida de peso media de 17.5 kg a los 6 meses, indicando que el 80% del peso perdido se producía durante los tres primeros meses y apreciando una gran mejora en las enfermedades asociadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies
×

Hola!

Ahora puedes ponerte en contacto con nosotros a través de whatsapp, fácil y rápido!

× ¿Alguna duda?