¿Cómo tu cerebro te impide perder peso?

¿Cómo tu cerebro te impide perder peso?

¿Cómo tu cerebro te impide perder peso?

Nuestro cerebro es nuestro principal enemigo a la hora de conseguir perder peso. En este artículo repasamos algunos de los motivos por los que nuestro cerebro nos lleva a hacer cosas opuestas a lo que deberíamos hacer para adelgazar.

1.-Sesgo cognitivo: Tendencia del momento actual

Estamos programados para buscar una recompensa inmediata. Por eso aunque la recompensa de hacer las cosas bien sea mucho mayor, nos dejamos llevar por el momento actual sin valorar a fondo las consecuencias. Esto a nivel de hábitos alimenticios nos lleva a buscar la “recompensa” en el momento. Por eso es importante dedicar unos minutos a valorar la elección que se está tomando y pensar en los beneficios a largo plazo de abstenerse de una decisión poco saludable.

2.-Sesgo de negatividad

El sesgo de negatividad es la tendencia a poner más énfasis en las experiencias negativas que en las positivas. Esto nos lleva muchas veces a pensar que no seremos capaces de adelgazar.

3.- Sesgo de optimismo

Si bien el optimismo es generalmente un estado mental útil, hay un punto de inflexión cuando se trata de pensamiento positivo. El sesgo del optimismo (también conocido como optimismo poco realista o comparativo) empuja a su víctima a expectativas poco realistas. En primer lugar porque nos impide cambiar y evolucionar: Si creemos que “todo estará bien, no prestamos atención a lo que comemos, lo poco que nos movemos y las consecuencias asociadas a largo plazo de esos hábitos.

4.-La falacia de la planificación:

. Falacia de planificación

La falacia de la planificación es una tendencia de las personas a subestimar el tiempo que necesitarán para completar una tarea.

El epicentro de la falacia de la planificación en lo que respecta a la pérdida de peso se puede encontrar en la industria de las dietas de moda. El surgimiento de esquemas de adelgazamiento rápido que impregnan la sociedad occidental ha erradicado sistemáticamente cualquier expectativa realista cuando se trata de nuestras percepciones de tasas “normales” de pérdida de grasa.  Para ello es importante ser realistas con respecto a los objetivos y tiempos de pérdida de peso. Incluso es importante tener planes de recaída y tener un margen de maniobra con respecto a cuánto tiempo puede llevar alcanzar su objetivo.

5.- Sesgo unitario

El sesgo unitario sugiere que miramos unidades o porciones y las percibimos como apropiadas u óptimas, independientemente de la realidad. Brian Wansink, autor de “Mindless Eating” demostró a través de una serie de estudios que cuando nos sirven porciones más grandes, comemos más. Por ello es importante aprender a prestar atención a nuestras señales de hambre y saciedad.

Como vemos el papel de otros profesionales como psicólogos y/o coach es clave para ayudarnos a cambiar algunos aspectos que constituyen auténticos obstáculos para lograr la pérdida de peso.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies
×

Hola!

Ahora puedes ponerte en contacto con nosotros a través de whatsapp, fácil y rápido!

× ¿Alguna duda?