10 verdades incómodas sobre por qué cuesta tanto perder peso

10-verdades-incomodas perder peso

10 verdades incómodas sobre por qué cuesta tanto perder peso

La pérdida de peso puede resultar frustrante en muchas ocasiones. A veces porque el peso se pierde más lentamente de lo que uno cree, otras porque su progreso se detiene por completo, otras porque la vida no nos facilita el poder hacer todo lo necesario para cuidarnos, etc….

De todos los factores que nos impiden perder peso algunos están fuera de control, pero en otros casos, la solución está en nosotros mismos y el problema muchas veces es que aún no estamos dispuestos a comprender como funciona la pérdida de peso. Puede incluso que haya algunas verdades que no nos guste escuchar, pero la realidad de la pérdida de peso pasa necesariamente por admitir y aceptar todo aquello que nos lleva a ganar peso.

Veamos 10 verdades sobre el sobrepeso y su tratamiento que pueden resultar incómodas de admitir:

 

1.-Demasiada comida sana también puede provocar un aumento de peso.

La pérdida de peso ocurre cuando se alcanza un déficit de calorías. Algunas dietas se basan en la premisa de que todo lo que tenemos que hacer para perder peso es comer ciertos alimentos, es decir, alimentos no procesados y ricos en nutrientes, y evitar otros, los alimentos procesados con pocos nutrientes.

Las pautas que instan a comer alimentos no procesados tienen buenas intenciones en dos niveles. Uno porque los alimentos menos procesados son más saludables. La otra se debe a que los alimentos procesados suelen tener más calorías y suelen ser más apetecibles lo que nos lleva a comer más. De este modo, comer alimentos más saludables generalmente ayuda a controlar calorías y consecuentemente a perder grasa.

No obstante, es importante recordar que los alimentos saludables no están exentos de calorías. Demasiado de cualquier cosa, incluso alimentos saludables, puede ser un obstáculo para conseguir la pérdida de peso.

Muchos alimentos saludables, como el aguacate, la mantequilla y el aceite de oliva, tienen muchas calorías y se consumen en exceso fácilmente.

Lo cierto es que comer alimentos saludables no te hace perder peso. Lo que te hace perder peso es un déficit de calorías sostenido en el tiempo. 

 

2.-Se puede perder peso y mantenerse delgado con una dieta poco saludable.

Todos conocemos al típico amigo o familiar que “come lo que quiere” y aun así está delgado.

Lo habitual es pensar que están genéticamente dotados de un metabolismo rápido.  Pero no es así. Lo que no vemos ni sabemos es cómo es su ingesta total de calorías durante todo el día y cómo gasta esta energía. Por eso “ese amigo que nunca engorda” no aumenta de peso. No es su metabolismo, son matemáticas. Si no tiene excedente de calorías, no aumenta de peso.

 

3.-No tienes un metabolismo lento.

La adaptación metabólica es algo real, pero tener un metabolismo lento no es una razón para no perder peso.

 

4.-Seguro que ingieres más calorías de las que crees.

Casi todo el mundo come más de lo que piensa. ¿Por qué? Porque no es fácil tener un buen control de las calorías que ingerimos.

La única solución infalible para subestimar la ingesta de calorías es pesar y medir los alimentos y realizar un seguimiento de las calorías.

El hecho de que algunos sujetos obesos no pierdan peso mientras están a dieta se debe a una ingesta de energía sustancialmente más alta de la que creen.

 

5.-Crees que quemas más calorías de las que quemas.

Igual de alarmante que la subestimación de las calorías ingeridas es la sobreestimación de las calorías quemadas.

 

6.- Crees que por haber practicado ejercicio luego puedes ingerir más calorías.

La razón principal por la que diferentes personas obtienen resultados diferentes con el mismo ejercicio cardiovascular es porque todos pueden hacer el ejercicio de manera más o menos similar, pero el cumplimiento de la dieta varía de persona a persona.

Muchas personas comienzan a hacer cardio o aumentan su cardio, pero al mismo tiempo, generalmente de manera inconsciente, no logran mantenerse en su plan de dieta. Hacen más ejercicio, pero también comen más, lo que anula el beneficio de pérdida de grasa del ejercicio (aumentando el déficit).Confiar en aplicaciones no siempre funciona.

Decidir cuánto comer en función de la cantidad de calorías que alguna aplicación que indica cuántas calorías hemos quemado no siempre funciona y de hecho a veces incluso puede llevarnos a relajarnos y a ingerir más calorías.

 

7.-Confiar en aplicaciones no siempre funciona.

Decidir cuánto comer en función de la cantidad de calorías que alguna aplicación que indica cuántas calorías hemos quemado no siempre funciona y de hecho a veces incluso puede llevarnos a relajarnos y a ingerir más calorías.

 

8.- Un fin de semana comiendo más de la cuenta puede anular los esfuerzos de dieta y ejercicio de toda una semana.

Diferentes estudios demuestran que las personas que mantienen los mismos patrones de alimentación los fines de semana que los días de semana tienen más probabilidades de mantener su peso y conseguir buenos resultados de pérdida de peso.

 

9.-Las hormonas no siempre son las culpables.

Muchas mujeres piensan que tienen problemas para perder grasa debido a las hormonas. Pero el mayor obstáculo no es hormonal, es un pequeño factor que casi todas las mujeres pasan por alto: las mujeres suelen ser más pequeñas que los hombres, pero muchas veces esto no se tiene en cuenta a la hora de calcular su ingesta de calorías.

 

10.- No se puede quemar mucha grasa corporal en un entrenamiento de 5 minutos.

Algunas personas creen que con un entrenamiento de alta intensidad breve pueden quemar más grasa corporal que con un entrenamiento de mayor duración y menor intensidad. Sin embargo, esa afirmación no es del todo cierta. Por ejemplo, supongamos un entrenamiento de alta intensidad con una gran quema de calorías de alrededor de 20 calorías por minuto. Eso significaría quemar 80 calorías en 4 minutos. ¿Son muchas calorías quemadas en 4 minutos? Si, así es ¿Se obtienen beneficios para la salud cardiovascular en solo 4 minutos con un esfuerzo intenso? Sin lugar a duda. ¿Son suficientes las calorías totales quemadas para producir mucha pérdida de grasa corporal? No, para perder peso es probable que se necesite una actividad de menor intensidad, pero más constante, es decir no tan “concentrada” en unos instantes.

En definitiva, como vemos existen muchos factores que influyen en que podamos conseguir o no nuestros objetivos de pérdida de peso. Por ello, la mejor forma de conseguir adelgazar es poniéndose en manos de especialistas que puedan abordar desde un enfoque multidisciplinar el tratamiento del sobrepeso u obesidad.

 



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies
×

Hola!

Ahora puedes ponerte en contacto con nosotros a través de whatsapp, fácil y rápido!

× ¿Alguna duda?